Instalación de un fregadero nuevo

Si necesitas cambiar tu fregadero porque está muy deteriorado o porque se ha estropeado, lo más probable es que estés asustado con la idea de llamar a un experto para que lo haga. Por eso debes saber que puedes hacer este trabajo tú mismo, aunque no seas un profesional, si cuentas con las herramientas necesarias y tienes en cuenta algunos factores que a continuación te vamos a decir.

Agua fuera

Lo primero que hay que hacer es cortar el agua y escurrir bien las tuberías para que el agua no acabe inundando el lugar en el que estás trabajando. Por regla general un fregadero no necesita demasiada cantidad de agua por lo que no habrá que vaciar mucho.

Instalación de tuberías

Las tuberías tanto de suministro como de drenaje son muy importantes en cuanto a su ubicación se refiere, ya que el sistema de drenaje tiene que quedar alineado totalmente con el desagüe. Por eso hay que averiguar cuál es la pared por la que circulan para después conectar las tuberías. Por otra parte hay que tener una pendiente de medio centímetro como mínimo por cada treinta centímetros hasta el alcantarillado. La ventilación tienen que tener hacia arriba la misma pendiente hacia el punto de conexión.

Preparar las conexiones

Antes de instalar el fregadero hay que colocar las válvulas de suministro. Cuando hayas cortado las tapas con ayuda de un cortador de tubos, suelda las válvulas a las tuberías o bien aprieta con una llave las válvulas de compresión. Si usas tuberías de PVC en vez de cobre, puedes pegarlas o usar un adaptador.

Instalación del fregadero

Lo mejor es preinstalar el grifo así como las tuberías de drenaje para no tener que hacer este trabajo tumbado sobre la espalda. Tienes que saber que la tubería que va hacia abajo desde el desagüe tiene que estar al mismo nivel que la parte del drenaje superior para que se conecte de manera sencilla. Después apriétala con ayuda de unos alicates. Los conectores tendrán que tener el tamaño correcto para que no se produzcan fugas. Después sólo hay que conectar el tapón y tendrás el fregadero listo para usar.

Ahora ya conoces los pasos que tienes que seguir para la instalación de un fregadero y seguro que no te va a resultar nada difícil llevarlo a cabo.