Método del imán para pagar menos agua

Los objetos metálicos que poseen una fuerza de atracción potente para atraer otros metales se han convertido en el arma de elección para todas aquellas personas que desean cometer el penoso crimen de robar agua ya que los imanes poseen una propiedad magnética muy útil que le otorga la posibilidad al consumidor de sabotear de forma sencilla y sin mucha dificulta el contador del suministro de agua que instalan las compañías comercializadoras de este servicio para poder estimar y cuantificar la cuota mensual que cobraran al cliente.

Utilizar un imán para alterar el contador de agua es sumamente fácil de realizar, incluso muchos expertos consideran que este es el tipo de fraude o dolo más sencillo de llevar a cabo.

Esto ha propiciado que cada vez sean más los individuos que se sumen a esta actividad clandestina lo cual ha generado que las empresas de distribución del agua hayan enfatizado en los últimos años en la realización de inspecciones estrictas y periódicas a las instalaciones de agua de sus clientes para detecta el posible uso de imanes.

Las compañías de agua sospechan del uso de imanes para manipular la medición de los contadores del consumo de este líquido cuando ciertos clientes que poseían un coste promedio de sus facturas comienzan a generar de forma súbita facturas muy económicas y baratas en las que se refleja un consumo prácticamente nulo de este líquido.

Ante la sospecha de la implementación de imanes como método para pagar una menor cantidad de dinero en lo que respecta a las facturas del agua, la compañía suministradora enviara a su personal profesional para que realicen una investigación detallada.

¿Cómo un imán puede disminuir el coste de la factura del agua?

Los contadores de agua son dispositivos altamente efectivos para cumplir con la tarea de medir el consumo diario o mensual de agua y para ello se valen de un sistema interno rudimentario de metal muy similar a un molino de agua que al girar aumenta la cifra numérica registrada del consumo. El giro de este sistema es producido por el paso de la corriente de agua, de esta forma se logra estimar con precisión la cuanta de consumo en un inmueble.

Ahora bien, como ya se mencionó, el sistema de registro del consumo de agua de los contadores es elaborado en un material metálico para prevenir el desgaste del mismo. Al ser de metal se observó que al posicionar un imán de gran potencia sobre el contador se interrumpe o ralentiza el funcionamiento del mismo ya que la fuerza atrayente electromagnética del imán interfiere en la operatividad normal por lo que este no podrá contabilizar apropiadamente el agua que se está consumiendo.

De esta forma sencilla, con solo disponer de un imán de alta potencia como los ejemplares de neodimio se puede manipular fácilmente los contadores de agua para pagar una menor suma de dinero mensualmente. Concluiremos este articulo destacando que este tipo de actividad es ilegal y las personas que realizan este tipo de delito. si no cuentan con un buen abogado en Coslada se arriesgan a ser multados por la compañía de suministro de agua con penas de mil a cinco mil euros además del pertinente corte del servicio de agua.