Evitar atascos en vuestras regaderas

Vuestras regaderas, así como los demás equipos de conductos que os tenéis en vuestros hogares, pueden obstruirse y generarnos conflictos. Sobre todo si os contáis con regaderas y no una tina en vuestros cuartos de baños, os podréis surgir desbordamientos en vuestros hogares, que no solo se limitaran a vuestros baños sino que podréis inundaros mucho más allá. En este artículo os recomendaremos diferentes opciones para solucionar obstrucciones en la cabecera de vuestras regaderas así como en los drenajes, con destapa cañerías así como con productos naturales y químicos.

Obstrucciones en las cabeceras de vuestras regaderas

Una regadera podrá obstruirse en dos lugares: en el lado superior, que son las tuberías que permiten que el agua fluya, y en lado inferior, son los platos de duchas, que son los que permiten que el agua fluya correctamente. La obstrucción en ambos se deriva por diferentes causas.

Normalmente en la cabecera de las regaderas las obstrucciones se derivan de las acumulaciones de residuos o sedimentos en las tuberías, los cuales acompañan el transito del agua, estas se amontonan y se adhieran a las capas internas de los caños por donde transitan. Para que vosotros os deis cuenta claramente es que veáis que el taponamiento ocurre en las salidas de agua debido a la acumulación de dichos elementos o suciedades los cuales van obstruyendo dichos orificios de salida.

Existe una forma muy simple de remediar esta situación, utilizando productos naturales que nos faciliten la labor. Colocad en una cacerola una porción de vinagre, dos porciones de agua, con un tanto de zumo de limón, lo colocareis a hervir, si la cabecera de vuestra regadera es metálica, colocad el dispositivo dentro de la olla. Si la cabecera es de un material como el plástico, os recomendaréis que dejéis que transcurra un tiempo para que al agua se temple y que os podéis colocaros dentro sin dañarla.

Ambos materiales es necesario dejarlos por un lapso de tiempo de unos quince minutos, os debería solucionar la obstrucción, solo que el problema sea peor de lo que os imaginéis y sea prudente quitar la obstrucción en cada uno de los orificios.

Eliminar las obstrucciones en los drenajes de vuestras regaderas

En los drenajes de las regaderas, las obstrucciones son mucho más comunes, los causas por las cuales esto os sucede están conectadas con las acciones que os llevamos a cabo en este área: la mayoría de los casos, los sedimentos o las suciedades que encontramos obstruyendo en estos lugares, son vuestros propios cabellos así como los residuos de los productos de higiene personal que os utilicéis.

La obstrucción de vuestros drenajes, y si solo disponed del plato de ducha, os podréis ocasionar males mucho más inoportunos en vuestros baños, debido a que os veréis en el apuro de que se riegue todo vuestro baño.

También existe la posibilidad en nuestras regaderas de que así como muchas otros conductos los logremos desatascar con el uso de instrumentaciones adecuadas para la labor de destapar cañerías así como la utilización de las diferentes recetas con productos naturales. Existen infinidad de opciones.

Una de las herramientas básicas es el destapa cañerías de hule, el cual está compuesto en la mayoría de los casos por un mango de madera con una ventosa de goma, el cual produce una acción de vacío que accionándolo varias veces sirve para que la obstrucción se movilice dentro del conducto y libere. De igual forma os podréis utilizar una herramienta más maleable pero firme, como una guaya, para que os logréis atrapar el obstáculo y desprendedlo.

Productos naturales que os ayudareis a desatascar los drenajes de vuestras regaderas

Los productos naturales que os podéis utilizaros en casos de estas obstaculizaciones, os recomendaros las siguientes:

Hacer una mezcla de bicarbonato de sodio, sal gruesa, y verter estas en un recipiente con una porción de vinagre blanco o alcohol, esta mezcla os drenareis a través de vuestros orificios, la cual os ayudaréis a separar la grasa que os pudiese acumular en vuestras cañerías. Finalmente os dejaremos correr agua caliente para que termine de disolver todos los sedimentos.

Si esta preparación no os resulta, podéis utilizar productos químicos, siempre y cuando estos no sean corrosivos, estos podrían dañar e infectar vuestras cañerías. Pero si las obstrucciones son simples como en el caso de cabellos y jabón, los productos menos innocuos os podréis serviros.

Finalmente, si ninguna de estas recomendaciones os ayudareis es el momento de comunicarnos con un fontanero especializado, seguramente la obstrucción se debe a un problema mucho mayor, el cual seguramente necesitara de un trabajador experto en dicha labor.